Si se asustaron con SOPA, ahora viene ACTA.

Más grande, poderosa y precisa. Capaz de sacar de circulación a cualquiera que no cumpla las normas. Apoyada por 13 de los países más influyentes de América y Asia, más la Unión Europea. No hablamos de un dispositivo para alcanzar la paz en el Medio Oriente ni para controlar un monstruo salido de alguna película. Anti-Counterfeiting Trade Agreement (Acuerdo Comercial Anti-Falsificación) o simplemente ACTA, es una ley que está en proceso de establecerse como el arma que tienen los gobiernos para limitar el uso del contenido en Internet y ‘resguardar’ su derecho de autor.

Cuando la bullada ley SOPA salió a la luz de Twitter y de los medios tradicionales todos se espantaron y se pintaron la cara con signo de guerra digital. Le dieron ‘Me Gusta’ a cuanto link hablara mal de la Ley, y apoyaron toda protesta de los sitios. Mientras eso pasaba en la web, el gobierno estadounidense en un acto de cordura, decidió dejar en el congelador la SOPA.

Lo que no sabían esos millones de usuarios –o mejor dicho, no recordaban- es que desde el 2007 se está redactando una ley aun más global y prohibitiva que se filtró gracias a WikiLeaks.
En síntesis, ACTA es un acuerdo internacional secreto, negociado por las naciones más poderosas para poder instaurar un marco legal en lo que a propiedad intelectual se refiere. Intercambios P2P, ocupar contenido de otras páginas -videos de Youtube, noticias de portales, fotos de Flickr, por ejemplo- para tu blog personal o trabajo universitario serían penados e ilegales.

Esta ley contra el libre uso de material de Internet, principalmente tiene tres armas o formas de accionar. Identificación de usuarios P2P, lo que le permitiría al Proveedor de Servicios de Internet o ISP, enviar tres avisos para que dejes de participar de ese canal, siendo el ‘tercer disparo’ la última oportunidad para que no te corten la conexión de Internet. Si se recibe un reclamo de mal uso por parte de alguna página, la empresa que brinda el servicio deberá bajar inmediatamente el contenido. Lo que se denominará ‘Take Down’. Por último, el DRM (Digital Rights Managemet) convertirá al usuario que comparta o utilice alguno de estos contenidos de forma ‘indebida’, en delincuente.

Por muy duro o catastrófico que parezca para la web, no podemos perder de vista que aun se está tramitando en las comisiones internacionales. Sin embargo, es útil que sepamos lo que sucedería con el futuro del Internet. Y este, podría llegar a ser uno.

Acerca de Nuevo Medio Software

Somos un grupo de personas profesionales que busca facilitar la interacción con sus clientes, a través de un canal de marketing en el bolsillo del cliente. En cualquier momento y en cualquier lugar
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s